Entrevista de trabajo: preguntas, respuestas, consejos

 

La entrevista de trabajo o la entrevista de selección es una discusión en la que ambas partes juegan un papel importante. El candidato interviene, hace preguntas, intercambia puntos de vista y destaca su potencial. El objetivo es lograr una conveniencia mutua para establecer una relación de trabajo.

Durante la entrevista, tendrás que vender tus habilidades, pero también evaluar, en función de un conjunto de requisitos y objetivos, oportunidades de carrera y, sobre todo, el crecimiento profesional que la empresa le ofrece.

En resumen: no olvides que, durante la entrevista, también tendrás que evaluar y elegir si la empresa es para ti o no.

Cómo enfrentar la entrevista de trabajo

Para enfrentar la entrevista de trabajo hay varios pasos a tener en cuenta.

Una parte del trabajo consiste en la preparación real del material y de los temas que se presentarán ante los selectores: esta es una parte muy importante que no debe subestimarse, porque es aquella en la que desarrollarás tu bagaje de habilidades técnicas y personales a mostrar en la entrevista.

La segunda parte, por supuesto, consiste en la entrevista real, durante la cual tendrás que tener éxito en sacar tus fortalezas mientras mantienes el control sobre el estrés y las emociones, y tratar de entender contextualmente si la posición para la que es candidato realmente lo hace en tu caso.

También hay una tercera parte, para algunos, de seguimiento, que sirve para mantener la relación con la empresa, posiblemente también para futuros puestos en caso de que desafortunadamente no seas seleccionado.

Entrevista de trabajo: Consejos

Pero, ¿qué tendrá que hacer en detalle para prepararse para la entrevista?

  • Vuelve a leer tu currículum para estar listo para contarlo o profundizarlo.
  • Recopilar información sobre la empresa (número de empleados, éxitos y fracasos, características organizativas, características del sector en el que opera…). La iniciativa en este sentido siempre ha sido evaluada positivamente y demuestra proactividad, interés y automotivación. Además, es útil evitar quedar atrapado si le hacen preguntas espinosas durante la entrevista.
  • Prepare una buena presentación personal: solo sea sincero y limítese a contar sus experiencias educativas y laborales de forma natural, sin exagerar y sin subestimarse demasiado. Recuerda que tendrás que demostrar que eres apto para el papel en general y para el particular, así que trata de no perder el foco. ¡Aprende a ser convincente incluso usando la comunicación no verbal!

En cambio, durante la entrevista deberás tener en cuenta otros puntos:

  • Elige un aspecto adecuado al contexto, evitando accesorios que sean demasiado elegantes o llamativos. Se sobrio, pero también trata de ser apropiado para la empresa a la que vas a ir. Una agencia creativa ciertamente te permite más inspiración que una empresa que se ocupa de productos financieros.
  • Se puntual, no llegues tarde o en problemas. Si crees que no puede encontrar fácilmente el lugar de la entrevista, intenta pasar unos días allí para evaluar los tiempos de viaje para llegar a ella.
  • Una vez que llegues, sonríe a todos, incluida la secretaria. La sonrisa y el apretón de manos vigoroso (¡pero no demasiado!) Son la mejor tarjeta de presentación.
  • Durante la entrevista, responde adecuadamente sin interrumpir. Luego trata de mirar a los ojos del reclutador durante la entrevista: el contacto visual es muy importante.
  • Atento al lenguaje no verbal: siéntate compuesto evitando jugar con el cabello y los objetos. No mantengas actitudes de cierre: la posición con la espalda recta y las piernas cruzadas y perfectas.
  • Intenta controlar tus emociones incluso en el caso de preguntas que puedan ponerte en dificultades. Sobre todo, no te rompas: enfoca tus pensamientos en tus éxitos y no en tus fracasos.
  • Si tienes la oportunidad, al finalizar, hazle a tu interlocutor una pregunta sobre las actividades que vas a realizar o sobre la empresa.
  • Evita, si es la primera entrevista, hablar sobre compensación o vacaciones. Tendrás una manera de investigar estos aspectos en los siguientes, donde, si se te considera el candidato ideal, se te formulará una propuesta relacionada con cada aspecto de su colaboración con la empresa.

Entrevista de trabajo, preguntas y respuestas 

¿Y las preguntas? Naturalmente, no es posible establecer a priori qué preguntas te harán durante la entrevista, pero ciertamente es posible preparar las más frecuentes.

¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?

Es prácticamente seguro que se te pedirá la motivación que te llevó a postularte. Aquí encontrarás útil el trabajo preparatorio que has realizado en su hogar, que te permitirá resaltar lo que más te gusta de la compañía para la que está apoyando la entrevista, además de especificar qué, de tu perfil, puedes encontrar espacio en el puesto que esperas cubrir.

¿Por qué deberíamos elegirte?

Se hace esta pregunta para resaltar los objetivos y competencias del candidato. Aquí tienes que preparar una oferta de trabajo real: ¿qué puedes hacer mejor? ¿Cómo podría ser útil para la empresa, incluso más que los otros candidatos?

¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

Esta pregunta investiga los rasgos de carácter del candidato. Obten  ayuda de tus amigos para decidir qué características resaltar, mientras que, para áreas de mejora, juega con anticipación. No intentes convertir un defecto en una calidad, pero se honesto: habla de una característica negativa que aprendió a manejar y tal vez incluso explica cómo lo hizo.

Prepárate para cualquier pregunta crítica: si fueras a una isla desierta, ¿qué traerías ?, ¿qué animal te representa mejor ?, ¿cuántas bolas podrían entrar en esta habitación?. Todas estas preguntas tienen como objetivo evaluar su razonamiento lógico y su capacidad para manejar el estrés y las emociones. Entonces la vergüenza está prohibida: sonríe y responde con calma y naturalidad.

Déjanos tu opinión